El valor resultante de nuestra frecuencia cardiaca, nos indicará en que nivel de intensidad nos encontramos a la hora de realizar alguna actividad deportiva. Este valor es de suma importancia, debido a que según nuestro objetivo a conseguir a largo o corto plazo, debemos de atender a esa frecuencia cardíaca marcada ya que será la que nos hará mejorar y así conseguir consumir grasa o glucosa en mayor consecuencia. Estos son los sustratos energéticos que más se demandan por nuestro organismo a la hora de realizar el ejercicio. Por lo tanto, debemos de saber cuál estamos consumiendo más y por ello obtener un resultado óptimo.

Abrir chat